Seleccioná mes y año para leer las notas de ese período

Cervecería y Maltería Quilmes finalizó su segundo ciclo del Programa Nacional de Becas

Luego de tres años, 70 jóvenes de las localidades de Zárate, Tres Arroyos, Quilmes, Córdoba, Corrientes, Mendoza y Tucumán, lograron completar su escuela secundaria, incorporar nuevos valores y trabajar por un futuro mejor.

Cervecería y Maltería Quilmes finalizó su segundo ciclo del Programa Nacional de Becas

Buenos Aires, 28 de diciembre – En alianza con Asociación Conciencia, Cervecería y Maltería Quilmes lleva adelante desde hace seis años el Programa Nacional de Becas. Durante los tres últimos años del secundario, los alumnos reciben una beca económica y el seguimiento de un guía voluntario, quien administra el dinero y acompaña al estudiante en su desempeño académico y las diferentes necesidades que surjan en el proceso. Además, el programa se complementa con talleres en valores, salidas recreativas y acciones de voluntariado por parte de los beneficiarios.

“Promover el desarrollo de las comunidades en las que trabajamos, articulando esfuerzos con el Estado y las organizaciones de la sociedad civil, nos acerca a nuestro sueño de Ser la Mejor Compañía de Bebidas en un Mundo Mejor”, afirmó Gregorio Lascano, director de Asuntos Corporativos de Cervecería y Maltería Quilmes.

En el último año del ciclo, la iniciativa se focalizó en la articulación con el Programa Convos (de Asociación Conciencia) brindando orientación vocacional a los jóvenes en pos de la construcción del proyecto de vida de cada uno. El plan incluyó la posibilidad de aplicar a becas de estudios superiores y la inclusión al mundo laboral. En este marco, dos jóvenes ingresaron a la Compañía: Pablo Campisi de Tres Arroyos y Salomón Lemos de Zárate.

“No lo puedo creer, tener este trabajo me ayuda un montón en mi carrera. Pero lo que más aprecio es la gente que conocí en el programa y que me ayudó tanto”, dijo Salomón Lemos, actual empleado en la planta de Zárate de Cervecería y Maltería Quilmes.

"Estamos convencidos que el acompañamiento de los guías voluntarios a estos jóvenes para completar sus estudios secundarios han sido valiosos puentes hacia un futuro digno y lleno de proyectos. El voluntariado de cuatro horas mensuales de los chicos dentro de sus comunidades y los talleres grupales ha contribuido también para seguir creciendo en el camino de los valores, esenciales para sus vidas”, afirmó Sol Benedit, coordinadora General del Programa, quien destacó que “hemos logrado el 90% de retención al programa lo cual es un índice muy positivo ya que la mayoría de los jóvenes fueron los primeros en su familia en egresar de la secundaria”. 

Más información: @noticiasquilmes
Compartí esta nota